• Reflexiones Cristianas

    La oración es un encuentro, un coloquio con el Padre. Esta realidad adquiere todo su valor cuando meditamos este pensamiento de San Pablo: "Y de igual manera, el Espíritu viene en ayuda de nuestra flaqueza. Pues nosotros no sabemos cómo pedir para orar como conviene; mas el Espírítu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables" (Rm 8,26)...

  • Los milagros de Jesús

    Cuando descendió del monte, le siguió mucha gente. Y he aquí vino un leproso y se postró ante él diciendo: —¡Señor, si quieres, puedes limpiarme! Jesús extendió la mano y le tocó diciendo: —Quiero. ¡Sé limpio! Y al instante quedó limpio de la lepra. Entonces Jesús le dijo: —Mira, no lo digas a nadie; pero vé, muéstrate al sacerdote y ofrece la ofrenda que mandó Moisés, para testimonio a ellos

  • Parábolas de la Biblia

    Entonces se pronunció y dijo: y cuando llega a casa reúne a sus amigos y vecinos, y les dice: “Gozaos conmigo, porque he hallado mi oveja que se había perdido.” Os digo que del mismo modo habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento....

Oración milagrosa a San Simón protector

Comparte esta entrada:
Oración milagrosa a San Simón protector
Poderoso San Simón, yo humilde criatura vengo a postrarme ante ti para que tu espíritu me ayude en todos mis actos y en todo peligro que sea necesario.

Creo y confió en la luz divina universal que me dio la vida, me protege, cubre de amor y paz, mediante tu intercesión
 
Tu que eres fuente inagotable de maravillosas bondades y que conoces mis sufrimientos a ti acudo con toda mi fe y esperanza suplicándote tu santa protección

Hoy con este ofrecimiento que te hago , te pido (decir las peticiones personales), suplicando que me escuches y me ayudes en estos momentos difíciles que estoy pasando.

Dejo en tus manos todos mis problemas y sufrimientos con la seguridad de lograr con tu poder la solución a mis suplicas.

Poderoso San Simón Protegeme 

Poderoso San Simón Saname

Poderoso San Simón Bendíceme

AMEN.

Oración Milagrosa a a Virgen María

Comparte esta entrada:
Amable Virgen De Guadalupe, Madre y auxilio de todos los cristianos desde que te aparesiste a Juan Diego en los cerros de México,las penas que me atormentan pingo en tus benditas manos.

Acuerdate ¡Oh! Santa Madre que jamas se oyó decir que alguno te aya implorado,sin tu auxilio recibir,por eso con fe,confianza humilde y arrepentimiento lleno de amor y esperanza,este favor yo te pido: (Pedir gracia y rezar un Ave Maria).

AMÉN

Rezarla por 3 días y publicarla al 3 día de orar la y ver que sucede al 4 día.

El valor y la importancia de la Eucaristía

Comparte esta entrada:
La eucaristía es la más sorprendente invención de Dios. Es una invención en la que se manifiesta la genialidad de una Sabiduría que es simultáneamente locura de Amor.

Admiramos la genialidad de muchos inventos humanos, en los que se reflejan cualidades excepcionales de inteligencia y habilidad: fax, correo electrónico, agenda electrónica, pararrayos, radio, televisión, video, etc.

Pues mucho más genial es la eucaristía: que todo un Dios esté ahí realmente presente, bajo las especies de pan y vino; pero ya no es pan ni es vino, sino el Cuerpo y la Sangre de Cristo. ¿No es esto sorprendente y admirable? Pero es posible, porque Dios es omnipotente. Y es genial, porque Dios es Amor.

La eucaristía no es simplemente uno de los siete sacramentos. Y aunque no hace sombra ni al bautismo, ni a la confirmación, ni a la confesión, sin embargo, posee una excelencia única, pues no sólo se nos da la gracia sino al Autor de la gracia: Jesucristo. Recibimos a Cristo mismo. ¿No es admirable y grandiosa y genial esta verdad?

¿Cómo no ser sorprendidos por las palabras “esto es Mi cuerpo, esta es Mi sangre”? ¡Qué mayor realismo! ¿Cómo no sorprendernos al saber que es el mismo Creador el que alimenta, como divino pelícano, a sus mismas criaturas humanas con su mismo cuerpo y sangre? ¿Cómo no sorprendernos al ver tal abajamiento y tan gran humildad que nos confunden? Dios, con ropaje de pan y gotas de vino...¡Dios mío!

Nos sorprende su amor extremo, amor de locura. Por eso hay que profundizar una y otra vez en el significado que Cristo quiso dar a la eucaristía, ayudados del evangelio y de la doctrina de la Iglesia. Nos sorprende que a pesar de la indiferencia y la frialdad, Él sigue ahí fiel y firme, derramando su amor a todos y a todas horas.

Oración de Juan Pablo II la Virgen María

Comparte esta entrada:
Oh Virgen Inmaculada, Madre del verdadero Dios y Madre de la Iglesia! Tú, que desde este lugar manifiestas tu clemencia y tu compasión a todos los que solicitan tu amparo; escucha la oración que con filial confianza te dirigimos y preséntala ante tu Hijo Jesús, único Redentor nuestro.


Madre de misericordia, Maestra del sacrificio escondido y silencioso, a ti, que sales al encuentro de nosotros, los pecadores, te consagramos en este día todo nuestro ser y todo nuestro amor.

Te consagramos también nuestra vida, nuestros trabajos, nuestras alegrías, nuestras enfermedades y nuestros dolores.

Da la paz, la justicia y la prosperidad a nuestros pueblos; ya que todo lo que tenemos y somos lo ponemos bajo tu cuidado, Señora y Madre nuestra.

Queremos ser totalmente tuyos y recorrer contigo el camino de una plena felicidad a Jesucristo en su Iglesia: no nos sueltes de tu mano amorosa. Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas, te pedimos por todos los Obispos, para que conduzcan a los fieles por senderos de intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a Dios y a las almas.

Contempla esta inmensa mies, e intercede para que el Señor infunda hambre de santidad en todo el Pueblo de Dios, y otorgue abundantes vocaciones de sacerdotes y religiosos, fuertes en la fe, y celosos dispensadores de los misterios de Dios.

Concede a nuestros hogares la gracia de amar y de respetar la vida que comienza, con el mismo amor con el que concebiste en tu seno la vida del Hijo de Dios. Virgen Santa María, Madre del Amor Hermoso, protege a nuestras familias, para que estén siempre muy unidas, y bendice la educación de nuestros hijos.

Esperanza nuestra, míranos con compasión, enséñanos a ir continuamente a Jesús y, si caemos, ayúdanos a levantarnos, a volver e El, mediante la confesión de nuestras culpas y pecados en el Sacramento de la Penitencia, que trae sosiego al alma. Te suplicamos que nos concedas un amor muy grande a todos los santos Sacramentos, que son como las huellas que tu Hijo nos dejó en la tierra. Así, Madre Santísima, con la paz de Dios en la conciencia, con nuestros corazones libres de mal y de odios podremos llevar a todos la verdadera alegría y la verdadera paz, que vienen de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que con Dios Padre y con el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos,


Amén.
 

Canonizaciones del papa Francisco 2016

Comparte esta entrada:
  • Elizabeth Hesselblad, religiosa fundadora, 5 de junio.
  • Estanislao de Jesús y María, presbítero y fundador, 5 de junio.
  • Teresa de Calcuta, religiosa fundadora, 4 de septiembre.
  • José Gabriel Brochero, sacerdote, 16 de octubre.
  • José Sánchez del Río, mártir, 16 de octubre.
  • Alfonso María de Fusco, sacerdote italiano, fundador de la Congregación de las Hermanas de San Juan Bautista,, 16 de octubre.
  • Manuel González García, obispo de Palencia, fundador de la Unión Eucarística Reparadora y de la Congregación de las Hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret, 16 de octubre.
  • Salomone Leclercq (Guillaume-Nicolas-Louis Leclercq) mártir, religioso de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, 16 de octubre.
  • Elisabeth de la Santísima Trinidad (Elisabeth Catez) monja profesa de la Orden de los Carmelitas Descalzos, 16 de octubre. 

El divino regalo de la eucaristía

Comparte esta entrada:
Ante este regalo espléndido del Corazón de Jesús a la humanidad, sólo caben estas actitudes:
1. Agradecimiento profundo.
2. Admiración y asombro constantes.
3. Amor íntimo.
4. Ansias de recibirlo digna y frecuentemente.
5. Adoración continua.
La eucaristía prolonga la encarnación. Es más, la eucaristía es la venida continua de Cristo sobre los altares del mundo.

Y la Iglesia viene a ser la cuna en la que María coloca a Jesús todos los días en cada misa y lo entrega a la adoración y contemplación de todos, envuelto ese Jesús en los pañales visibles del pan y del vino, pero que, después de la consagración, se convierten milagrosamente y por la fuerza del Espíritu Santo en el Cuerpo y la Sangre del Señor.

Y así la eucaristía llega a ser nuestro alimento de inmortalidad y nuestra fuerza y vigor espiritual.

Hace dos mil años lo entregó a la adoración de los pastores y de los reyes de Oriente. Hoy María lo entrega a la Iglesia en cada eucaristía, en cada misa bajo unos pañales sumamente sencillos y humildes: pan y vino.

¡Así es Dios! ¿Pudo ser más asequible, más sencillo?
 

Oración para un niño recién nacido

Comparte esta entrada:
Oración para un niño recién nacido

Señor nuestro Jesucristo,
Hijo de Dios Vivo,

que engendrado antes de todos los siglos,
en el tiempo quisiste ser niño
y amas la inocencia propia de la infancia;
Tú, Señor, que abrazabas con amor
a los niños que te presentaban,
y los bendecías,

cuida a este niño con tierna bendición
y no permitas que la malicia
pervierta su corazón.
 
Concédele, Señor, que,
creciendo en edad, sabiduría y gracia,
siempre te agrade.

Tu que siendo Dios vives y reinas
con Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo
por todos los siglos de los siglos.

Amén.

Más Visto esta semana

Últimos Comentarios