• Reflexiones Cristianas

    La oración es un encuentro, un coloquio con el Padre. Esta realidad adquiere todo su valor cuando meditamos este pensamiento de San Pablo: "Y de igual manera, el Espíritu viene en ayuda de nuestra flaqueza. Pues nosotros no sabemos cómo pedir para orar como conviene; mas el Espírítu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables" (Rm 8,26)...

  • Los milagros de Jesús

    Cuando descendió del monte, le siguió mucha gente. Y he aquí vino un leproso y se postró ante él diciendo: —¡Señor, si quieres, puedes limpiarme! Jesús extendió la mano y le tocó diciendo: —Quiero. ¡Sé limpio! Y al instante quedó limpio de la lepra. Entonces Jesús le dijo: —Mira, no lo digas a nadie; pero vé, muéstrate al sacerdote y ofrece la ofrenda que mandó Moisés, para testimonio a ellos

  • Parábolas de la Biblia

    Entonces se pronunció y dijo: y cuando llega a casa reúne a sus amigos y vecinos, y les dice: “Gozaos conmigo, porque he hallado mi oveja que se había perdido.” Os digo que del mismo modo habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento....

Propósitos de Año Nuevo del Papa Francisco

Compartir en:
Estas son las diez cosas que él pidió realizar a los empleados del Vaticano:

1. “Cuidad vuestra vida espiritual, vuestra relación con Dios, porque es la columna vertebral de todo lo que hacemos y todo lo que somos.”

2. “Cuidad vuestra vida familiar, dando a vuestros hijos y seres queridos no sólo dinero, sino sobre todo tu tiempo, atención y amor.”

3. “Cuidad vuestras relaciones con los demás, transformando vuestra fe en vida y vuestras palabras en buenas obras, sobre todo a favor de los más necesitados.”

4. “Tened cuidado de lo que habláis, purificad la lengua de palabras ofensivas, vulgaridad y decadencia mundana.”

5. “Sanad las heridas del corazón con el aceite del perdón, perdonad a quienes os han herido y medicad a las heridas que hubiésemos causado a otros.”

6. “Cuidad vuestro trabajo, haciéndolo con entusiasmo, humildad, competencia, pasión y con un espíritu que sabe cómo dar gracias al Señor.”

7. “Tened cuidado con la envidia, la lujuria, el odio y los sentimientos negativos, que devoran nuestra paz interior y nos transforman en personas destruidas y destructivas”.

8. “Cuidado con la ira, que puede conducir a la venganza; con la pereza, que conduce a la eutanasia existencial; con señalar con el dedo a los demás, lo que conduce a la soberbia; y con quejarse continuamente, lo que conduce a la desesperación “.

9. “Cuidad a los hermanos y hermanas que son más débiles… los ancianos, los enfermos, los hambrientos, los sin techo y los extranjeros, porque seremos juzgados en esto.”

10. “Aseguraos de que vuestra Navidad se trate de Jesús, y no de ir de compras.”

Habla, Señor, que tu hijo escucha

Compartir en:
Lectura del santo evangelio según san Lucas (1, 39-45)

En aquellos días María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.

En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: ¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. ¡Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá!

Palabra del Señor

Liturgía de la palabra

Compartir en:
Lectura del libro de Samuel (3, 15-18)

Samuel se acostó hasta la mañana y abrió, luego, las puertas del templo del Señor. Samuel temía dar a conocer la visión a Elí.

Entonces, Elí le llamó: “Samuel, hijo mío”.

Respondió: “Aquí estoy”.

Elí preguntó: “¿Qué es lo que te ha dicho? Por favor no me lo ocultes. Que Dios te castigue si me ocultas algo de cuanto te ha dicho”.

Samuel le dio a conocer entonces todas las palabras sin ocultarle nada. Elí dijo: “Es el Señor, haga lo que le parezca bien”.

Palabra de Dios

Cómo elaborar un altar angelical

Compartir en:
El altar angelical es ese lugar especial dedicado al ser que más te ha acompañado desde siempre y que te ama tanto que gustaría tener un lugar en tu hogar para que lo tengas presente cada día de tu vida así como lo llevas en tu corazón. Tu altar puede ser situado en:

Un rincón de tu jardín, en tu recamara, en un espacio privado y tranquilo de tu casa. Una vez que has elegido el lugar límpialo con un incienso de limpieza (Romero, lavanda, jazmín) y una vela blanca.

Si no tienes un espacio permanente para tu altar, puedes juntar tus objetos especiales y ponerlos en una caja de madera, de preferencia.

Un Altar Angelical puede incluir objetos tales como:
  • Objetos que representen lo que para ti es un Ángel.... Esto puede ser la figura de un ángel, una postal con un ángel, utiliza la que te guste más.
  • Un cristal o piedra con la cual te identifiques y corresponda a tu ángel.
  • Incienso
  • Una vela utilizada para atraer la Luz.
  • Flores frescas o si lo prefieres una planta
  • Un recipiente de cristal transparente con agua
  • Tu diario angelical o donde escribes lo que les pides a tus ángeles, tus afirmaciones o experiencias angelicales...
  • Fotografías de tus seres queridos o de alguien a quien tú deseas ayuda angelical
Puedes usar las velas y esencias asociados con la energía de un Arcángel específico. Si no una vela blanca podrá ser usada en su lugar. Recuerda prenderlas con cerillos de madera y no apagarlas soplando.

Dios los Bendiga

Poema a la virgen María

Compartir en:
¿Por qué llevas, madre mía, flores frescas y olorosas, tan lozanas, tan hermosas, a la mesa del altar? ¿Es acaso que a María con cestas de flores llenas, con lirios, con azucenas, la podemos agradar?.

-Hija del alma, las flores simbolizan la belleza, la inocencia, la pureza, de un corazón infantil; la virtud esparce olores, la virtud es dulce y pura, la virtud tiene hermosura, cual las flores en abril.

Y aquella Virgen gloriosa sin borrón, sin mancha alguna, más radiante que la luna en toda su plenitud, quiere en cada alma una rosa que conserve la fragancia, la pureza de la infancia, y el brillo de la virtud.

¡Oh!, si quieres agradarle sé para ella una violeta, modesta, dulce, discreta, llena de santa humildad; y si quieres encontrarla a tus clamores propicia, aborrece la codicia, practica la caridad. 

Ama a tu Madre Divina, conságrale toda el alma; y si quieres hallar calma en el valle del dolor, huella la tierra mezquina, y alza los ojos al cielo, que allá tienes tu modelo en la Madre del Señor.

¿Cuáles son las formas de oración?

Compartir en:
En la Iglesia, desde la primera comunidad de Jerusalén, el Espíritu Santo va llevando a los cristianos en la vida de Oración.

Desde entonces, se desarrollan estas formas de oración; que se utilizan hasta el presente.

 ¿Cuáles son estas formas de oración y en qué consiste cada una de ellas?

· Bendición y adoración:
La bendición, en la oración cristiana, es posible debido a que Dios sale al encuentro del hombre. Dios ama primero al hombre, Dios bendice primero al hombre. Y por esta razón, el hombre puede bendecir a Dios. La adoración es el reconocimiento, por el hombre, de su condición de criatura delante de su Creador. La humildad del hombre frente a un Dios tres veces santo.

· Oración de Petición:
“cuanto pidamos lo recibimos de él” (1Jn 3, 22). El espíritu nos indica que debemos pedir. Y lo primero que debemos pedir es perdón por nuestras faltas, debemos pedir que se instaure el Reino de Dios, y por cualquier necesidad verdadera que tengamos, de bienes materiales y espirituales.

· Oración de intercesión:
la oración de intercesión, es también una oración de petición; pero en este caso se pide o intercede en favor de otro. En esta forma de oración, el cristiano, sale de sí mismo para fijarse en la necesidad ajena. Esta forma de oración no conoce límites: se debe interceder por todos, sin excepción, autoridades, enemigos, por los que rechazan la salvación, por el mundo entero.

· Oración de Acción de Gracias:
“En todo dad gracias, pues esto es lo que Dios, en Cristo Jesús, quiere de vosotros” (1 Ts. 5, 18). Dice en todo, en todo momento; pues todo lo hemos recibido de Dios, por todo debemos agradecer a él. Aunque, de momento, no entendamos.

· Oración de Alabanza:
Se canta a Dios y se le da gloria, tan sólo por ser Dios. Por su excelsa grandeza, por ser nuestro Padre, por ser quien es merece la gloria y alabanza de sus hijos.
Dios está siempre pendiente de sus hijos, todo lo recibimos de él, hemos recibido de Dios toda clase de bienes espirituales, necesitamos de él y, por tanto, debemos buscarlo en la oración, y para orar debemos querer orar.

Fuente: oracionmilagrosa.online

Siento en mi ser tu divina verdad

Compartir en:
Anima a los cristianos a permanecer firmes en la fe y les anuncia que surgirán falsos maestros, que se burlarán de la Religión, a quienes Dios, en cambio, les tiene reservada la condenación .


A la soberbia de los malos contrapone la humilde lealtad del Arcángel San Miguel. Anima a los cristianos a levantar un edificio espiritual llevando una vida fundada en la fe, el amor a Dios, la esperanza y la oración. Alienta la práctica del amor al prójimo; exhorta a los cristianos a que sean pacientes y con sus vidas virtuosas conviertan a los herejes.

San Judas concluye su carta con una oración de alabanza a Dios por la Encarnación, pues por ella Jesucristo, Palabra eterna de Dios, tomó sobre sí nuestra naturaleza humana para redimirnos.

Extraido en: www.oracionmilagrosa.online

Más Visto esta semana

Últimos Comentarios